10 obligaciones y 24 prohibiciones legales | Segurvet
753
post-template-default,single,single-post,postid-753,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
Nueva Ley de Protección Animal

10 obligaciones y 24 prohibiciones de la Ley de Protección animal

Todo sobre la Ley de Protección Animal

Este 6 de octubre, fue presentado el anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales. 

Con este hecho, inicia la recogida de propuestas y alegaciones por medio del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. 

La ley es totalmente revolucionaria y que supone una renovación más que importante con respecto la normativa actual española en cuánto a tenencia y atención de animales. 

Especialmente, destaca la protección al animal doméstico, con un carácter animalista sin precedentes.  

Lo podemos observar en cómo se evita usar la palabra “propietario” y se menciona “personas titulares o responsables”, o en la imposición de una formación previa para poder ser responsable de una mascota. 

Hay tres detalles importantes en este anteproyecto, que indica que aún hay mucho camino que recorrer en favor de los derechos de los animales. 

  1. Los espectáculos taurinos no están incluidos en la ley. 
  2. En el caso de los animales de experimentación, no se exigen métodos no agresivos ni violentos, ni cuidados sanitarios, ni reconocimiento veterinario. 
  3. Se crearán hasta diez organismos, planes y registros para mejorar la protección de los animales. 

Obligaciones de la Ley de Protección Animal

El anteproyecto de Ley de Protección Animal, especifica unas obligaciones para con el animal de compañía que se deben respetar y de las que este debe beneficiarse.

Estas, ahora obligaciones, son cuestiones básicas que siempre han debido llevarse a cabo, pero hasta ahora no estaba recogido legalmente.

El listado es el siguiente:

  1. Los perros y gatos domésticos deben estar integrados en el núcleo familiar y siempre en buen estado de higiene y limpieza. 
  2. Si su animal doméstico no es un gato o perro, y por razones de bienestar, tamaño o características de su especie, no puede vivir con la familia, debe disponer de un alojamiento adecuado, con espacio suficiente, acondicionamiento para estar resguardado ante los cambios meteorológicos,  condiciones pulcras y un ambiente en el que puedan desarrollar las características propias de su especie y raza.
  3. La reproducción de los animales de compañía debe ser controlada y el responsable de estos debe adoptar las medidas necesarias. La medida principal es la esterilización, salvo en el caso de criadores inscritos en el Registro Nacional de Criadores.
  4. Las mascotas no deben encontrarse solos en vehículos cerrados, expuestos a condiciones meteorológicas peligrosas.
  5. Los animales de compañía deben tener la supervisión presencial por parte del responsable para deambular o permanecer atado en un lugar público.
  6. Los excrementos y orines  deben estar controlados y evitar que afecten al mobiliario urbano, además de ser siempre retirados o limpiados con productos biodegradables.
  7. En el caso de los perros, los animales deben superar las validaciones de comportamiento que reglamentariamente se establezcan.
  8. Siempre deben seguir  los tratamientos veterinarios obligatorios.
  9.  Los animales de compañía que vivan en jaulas, acuarios, terrarios y similares, deben contar con espacios adecuados en tamaño, naturalización y enriquecimiento ambiental.
  10. Hay que evitar la reproducción incontrolada si no es por un criadero autorizado.

 

Prohibiciones de la Ley de Protección Animal

  1. El sacrificio animal a excepción de la eutanasia justificada bajo criterio y control veterinario con el único fin de evitar su sufrimiento.
  2. El maltrato, agresión, trato negligente o cualquier práctica que les produzca sufrimientos físicos o psicológicos o incluso su muerte.
  3. El abandono en espacios cerrados o abiertos.
  4. La práctica de todo tipo de mutilación o modificaciones corporales que no sean por necesidad terapéutica para garantizar su salud o para anular su capacidad reproductiva.
  5. El uso en  peleas o el adiestramiento en el desarrollo de práctica similares, así como incitar a la violencia hacia otros seres vivos.
  6. La utilización en espectáculos públicos o actividades artísticas, turísticas o publicitarias, que les causen angustia, dolor o sufrimiento, en atracciones mecánicas o carruseles de feria o en espectáculos circenses. Exceptuando la festividad de los toros, como hemos mencionado anteriormente.
  7. La utilización de forma ambulante como reclamo.
  8. El sometimiento a trabajos inadecuados o excesivos en tiempo o intensidad respecto a la salud y característica de los animales.
  9. El uso de pinchos, correas, collares y arnés que ahorquen o aparatos eléctricos que causen sufrimiento al animal.
  10. El empleo de animales de compañía para el consumo.
  11. El silvestrismo, especialmente la captura de aves fringílidas.
  12. La alimentación con vísceras, cadáveres y otros despojos procedentes de animales que no hayan superado controles sanitarios.
  13. La utilización de animales como recompensa o premio en rifas o promociones.
  14. El mantenimiento permanente de los animales en terrazas, balcones, trasteros, vehículos o similares.
  15. El llevar animales atados a vehículos en marcha. 
  16. La puesta en libertad de cualquier animal doméstico.
  17. La eliminación de cadáveres de animales de compañía sin comprobar su identificación, y la no comunicación a la administración competente de la retirada.
  18. La utilización cualquier utensilio que limite o impida su movilidad salvo por prescripción veterinaria.
  19. La no supervisión a cualquier animal de compañía durante tres días consecutivos, en el caso de los perros, veinticuatro horas consecutivas.
  20. El Llevar a cabo actuaciones o prácticas de selección genética que afecten a la salud del animal.
  21. La cría no autorizada de cualquier especie de animal de compañía.
  22. La comercialización de animales de compañía en tiendas, así como su exhibición con fines comerciales.
  23. La comercialización, donación o entrega en adopción de animales no identificados.
  24. La utilización de animales como reclamo publicitario.

 

El seguro para mascotas y la Ley de Protección Animal

Segurvet, es el seguro para mascotas que aliviará las preocupaciones sanitarias y veterinarias de tu animal de compañía.

La nueva ley trae consigo la obligación legal que nosotros siempre hemos entendido como moral, de la atención máxima y supervisión del estado de salud y del bienestar de tu  mascota, ya sea gato o perro u otro animal.

El futuro no será sin el respeto a todos los seres que convivimos.

 

Sin comentarios

Publicar un comentario