Consejos para refrescar a tu gato en verano - Blog Segurvet
656
post-template-default,single,single-post,postid-656,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
Consejos para refrescar a tu gato en verano

Consejos para refrescar a tu gato en verano

El verano está a la vuelta de la esquina. Una época del año en la que el aumento de las temperaturas nos hace buscar en casi todo momento un ambiente frío y agradable para refrescar nuestro cuerpo. Las mascotas no quedan al margen de esto, siendo capaces de presentar, al igual que los humanos, malestar y mareos.

Los gatos, en especial, son unos animales que expulsan y eliminan el exceso de calor corporal a través de sus bocas, por la lengua. Además de ello sudan, pero a un ritmo bastante inferior al nuestro. Por lo que este mecanismo que tienen para regular su temperatura corporal resulta no ser tan efectivo, haciéndoles mucho más vulnerables al calor del verano.

Por tanto, ¿qué podemos hacer para atender a nuestro felino y evitar que sufra un golpe de calor que ponga en riesgo su salud? En Segurvet te contamos estos cinco trucos de andar por casa con los que podrás refrescar a tu querida mascota:

1) Colocar cubitos de hielo en el cuenco del agua

El agua fresca es ideal para refrescar e hidratar a cualquier animal o persona que tenga calor en exceso. Por ello, nada mejor que añadir varios cubitos de hielo en el cuenco donde nuestro gato bebe para que su agua se mantenga muy fresca durante más tiempo. Seguir este consejo es muy importante sobre todo cuando tengamos que salir de casa y dejemos a nuestro gato solo.

2) Usar una toalla fría sobre la cama

Mas allá de acercar la cama de nuestro gato a un ventilador o un aire acondicionado que le proporcione una temperatura agradable, podemos proporcionar a nuestro animal de compañía una sensación de refresco con una simple toalla o paño húmedo. Si mojamos la tela y la metemos en la nevera durante un rato para luego colocarla sobre su cama, nuestro gato se acostará y sentirá muy agradable sobre ella.

Fondos de Pantalla 2560x1440 Gato Toalla Contacto visual Animalia ...

3) Mojar las patas de nuestro gato

Como hemos explicado, los gatos son animales que pierden calor muy lentamente. Sus glándulas sudoríparas no están repartidas por todo su cuerpo, sino que se concentran, por ejemplo, en las almohadillas de sus patas. Por lo que un buen truco para refrescarles es mojar sus patas de vez en cuando con agua fría.

4) Cortar y cepilla el pelo con frecuencia

Cuidar el pelo a nuestro gato se hace fundamental en temporada estival. Esto es así ya que en esta época del año los felinos suelen acumular pelo muerto en su piel, los cuales, se convierten en un verdadero estorbo para que estos puedan eliminar el calor de su cuerpo. Si crees que tu gato tiene el pelo muy largo, acude a tu peluquería de animales para que le hagan un corte adecuado y acostúmbrate a cepillar su pelo con frecuencia en verano, cada dos o tres días.

5) Preparar una pequeña piscina de verano

Aprovecha si tienes jardín o terraza para hacer del lugar un sitio donde tu mascota pueda refrescarse. Una sencilla piscina de plástico (o un barreño adecuado según su tamaño) llena de agua fresca hará que tu gato suela meterse en ella para refrescarse en cuanto tenga un poco de calor.

July 2015 – Tank Top and Tennis Shoe Girl

Sin comentarios

Publicar un comentario