El cambio de hora: ¿cómo afecta a mi mascota? - Blog Segurvet
439
post-template-default,single,single-post,postid-439,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

El cambio de hora: ¿cómo afecta a mi mascota?

Este fin de semana, durante la madrugada del sábado 27 al domingo 28, se producirá el cambio de hora. Las manecillas de nuestros relojes se atrasarán y el horario de invierno entrará en vigor a partir de las 3:00 horas, momento en el que debemos que atrasar las manecillas de nuestros relojes, pasando a ser las 2.00 horas.

El cambio de horario tiene como objetivo aumentar el número de horas que nos exponemos a la luz solar y centrar nuestras actividades diarias en ese tiempo. Sin embargo, es común que algunas personas sufran durante los primeros días tras el cambio de hora ciertos desajustes fisiológicos que pueden resultar incómodos. 

cambio de hora como-afecta-a-mi-mascota

Cansancio, somnolencia, irritabilidad o un bajo estado de ánimo son algunos de los efectos que el cambio de hora puede ocasionar en nuestro ‘reloj biológico’. Pero, ¿y nuestras mascotas? 

Los animales comparten con los seres humanos los llamados ‘ciclos circadianos’, el sistema biológico que regula el sueño, el hambre y la actividad de nuestro organismo. Por lo que sucede que perros y gatos sean también sensibles y se vean afectados por el cambio horario, especialmente cachorros y mascotas con más de 10 años de edad. Los cambios que realicemos en nuestras rutinas afectarán a su conducta, al estado físico y emocional que tengan nuestros animales de compañía.

Cada animal es único, por lo que ante estos cambios reaccionarán de forma distinta y con mayor o menor intensidad. Lo más habitual es que en ocasiones, nuestra mascota se muestre nerviosa, irritable, ansiosa y confusa. Por ejemplo, si nuestro perro está acostumbrado a comer a una hora determinada, puede sentirse molesto si al buscar el plato de la comida, se lo encuentre vacío.

También puede darse el caso contrario. Que debido a la reducción de horas de luz al día, junto a los cambios meteorológicos propios del otoño, nuestro perro o gato manifieste apatía y pocas ganas de salir de paseo o jugar.

el-cambio-de-hora-como-afecta-a-mi-mascota

Una forma de solucionar este problema es antecedernos al mismo. Como las personas conocemos de forma previa el día en el que se producirá el cambio de hora, podemos durante un par de semanas antes al mismo realizar pequeños cambios en las rutinas de nuestras mascotas. Como por ejemplo cambiar, poco a poco, la hora a la que se acostumbran a comer, a pasear,… De esta forma, y llegado el momento, se adaptarán sin inconvenientes al nuevo horario.

Los veterinarios señalan que estas molestias pueden llegar a sentirse hasta una semana tras realizarse el cambio horario. Después de este tiempo, el animal deber de estar completamente adaptado a la nueva rutina. De darse el caso contrario y nuestra mascota sigue mostrándose de mal humor o algo depresiva, en Segurvet recomendamos por supuesto acudir a nuestro profesional de confianza.

Sin comentarios

Publicar un comentario